La Cátedra SEMG-Pfizer de Estilos de Vida y Comunicación en Salud de la Universidad de Zaragoza y la Sociedad Aragonesa de Médicos Generales y de Familia (SEMG-Aragón) han puesto en marcha el proyecto ‘COCINA Study’ (Control de la Cardiopatía Isquémica en Aragón), con el objetivo de trazar un mapa de factores de riesgo cardiovascular en pacientes que ya han sufrido un episodio de cardiopatía isquémica y, así, mejorar su pronóstico. "Las cifras de Aragón se ajustan a la media española en cuanto a enfermedad cardiovascular se refiere, por lo que los datos que obtengamos serán fácilmente extrapolables: nos darán una referencia de lo que ocurre en toda España", han dicho los coordinadores del estudio, los doctores José Manuel Cucalón y Alejandro Marín, que en 1998 llevaron a cabo, con SEMG-Aragón, el estudio ZACARIS, sobre las enfermedades cardiovasculares.

Hoy se celebra en el Colegio de Médicos de Zaragoza la primera reunión informativa para los investigadores participantes. Los coordinadores aspiran a reclutar a más de un centenar de facultativos por todo Aragón para analizar las historias clínicas de más de un millar de pacientes que hayan dado su consentimiento y comprobar si tienen los factores de riesgo cardiovascular bien controlados. Así, los profesionales sanitarios podrán adecuar todo aquello que no esté conforme a la actuación que marcan las actuales guías de práctica clínica. El estudio, que cuenta con el apoyo del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud y de la Fundación para la Investigación y la Formación de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (FIF-SEMG), se ha puesto en marcha este mes de noviembre y se desarrollará hasta el próximo mes de febrero.