Uno de cada cuatro casos de psoriasis que se diagnostican en España lo realizan los médicos de familia o de cabecera, a los que se han dirigido un 21 % de los pacientes que sufren esta enfermedad para consultas relacionadas con la patología en los últimos tres meses.

Así lo indica el estudio Análisis del impacto físico, emocional y socio-sanitario de la psoriasis, elaborado por la asociación Acción Psoriasis con el apoyo de Novartis, que se ha dado hoy a conocer en un comunicado.

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel provocada por un desajuste en la renovación de las células de la dermis, afecta al 2,3 % de la población mundial y en España hay diagnosticados 1.080.000 casos.

Según el estudio, realizado a través de encuestas a 1.474 afectados entre diciembre de 2013 y abril de 2014, el papel del médico de familia es muy relevante en la detección de la enfermedad, aunque en la mayoría de los casos (68 %) la realiza el dermatólogo, lejos del reumatólogo (3 %) para los casos de artritis psoriásica o el pediatra o algún otro especialista (2 %).

Otro de los datos que revela la encuesta es que el 77 % de los enfermos de psoriasis padece algún trastorno añadido como psicológico, como ansiedad (10 %), depresión (5 %), obesidad (7 %), hipertensión (10 %) y también arterosclerosis, afectación de las uñas y enfermedad de Crohn, entre otros.