MADRID, 26 (EUROPA PRESS) El 37 por ciento de los ciudadanos españoles solicita siempre en su farmacia antibióticos sin receta, a pesar de que cada día la población parece estar más concienciada de que su consumo sólo debe realizarse bajo prescripción médica, según una reciente encuesta elaborada por El Club de la Farmacia,

MADRID, 26 (EUROPA PRESS) El 37 por ciento de los ciudadanos españoles solicita siempre en su farmacia antibióticos sin receta, a pesar de que cada día la población parece estar más concienciada de que su consumo sólo debe realizarse bajo prescripción médica, según una reciente encuesta elaborada por El Club de la Farmacia, plataforma desarrollada por la farmacéutica Almirall. La encuesta, que se realizó a más de 1.800 farmacéuticos, advierte de que más el 67 por ciento de la población se automedica habitualmente y tan sólo el 9 por ciento de los españoles son conscientes de la necesidad de acudir al médico para que le prescriba el antibiótico adecuado a su problema de salud. Por franjas de edad, es la población de entre 40 y 60 años la que en mayor medida tiende a la automedicación con antibióticos, siendo habitual esta práctica en cinco de cada diez ciudadanos. Sin embargo a partir de los 60 años la automedicación baja al 2 por ciento, siendo este grupo de personas el que más confía en el médico el tratamiento de sus problemas de salud. Les siguen los jovenes de entre 20 y 30 años, de los se automedican un 25 por ciento. En cuanto a los farmacéuticos, optan por dispensar medicamentos en un 37 por ciento de los casos cuando los síntomas son claros y en más de un 32 por ciento si se trata de un cliente habitual. Por otra parte, existe un 19 por ciento de los profesionales que afirma que nunca dispensa sin receta frente al 12 por ciento que admite que es una práctica habitual, incluso sin presencia de síntomas y sin tener constancia del historial farmacológico del usuario. Finalmente, sobre las sanciones de Ley del Medicamento a la dispensación de antibióticos sin receta médica, un 35 por ciento de encuestados considera que no debería haber sanción alguna, un 45 por ciento de los farmacéuticos las considera desproporcionadas y, por el contrario, un 20 por ciento está de acuerdo con las sanciones como garantía de la cadena de utilización del medicamento.