Los pacientes con fibromialgia cuyos trabajos presentan una actividad sedentaria superior son los que mayor índice de bajas laborales sufren, en comparación con las labores que exigen un mayor esfuerzo físico, según los resultados del estudio sobre el ‘ndice combinado de afectación en pacientes con fibromialgia’ (ICAF), realizado por la Sociedad Española de Reumatología (SER). En cuanto a la capacidad funcional, los pacientes con baja laboral son los que tienen una capacidad funcional más deteriorada, además de presentar una situación clínica peor, explican los autores del estudio.

Esta conclusión indica que, a diferencia de lo que pueda creerse, en aquellos trabajos que implican un mayor esfuerzo físico, y por lo tanto un mayor cansancio, las bajas relacionadas con su enfermedad en pacientes con fibromialgia son mucho más reducidas que en trabajos comúnmente denominados como "de oficina", donde se dan más casos. En el estudio han participado más de 300 pacientes con una edad media de 49 años y con una duración media de la enfermedad de alrededor de una década, informa la SER en un comunicado. De éstos, 171 pacientes estaban en activo, aunque el 67,8 por ciento de estos pacientes había necesitado pedir al menos una baja a causa de la enfermedad durante los últimos doce meses. Este trabajo, que se publicará próximamente en la revista ‘Rheumatology International’, indica también que la media de días de baja por enfermedad en este grupo de pacientes con fibromialgia es de 44 días por año.