MADRID, (EUROPA PRESS) El catedrático de Sanidad Animal José Manuel Sánchez-Vizcaíno, asesor del Comité Nacional de Alerta Veterinaria, reconoció hoy que el virus de la gripe aviar "continúa avanzando" en los países de Asia y Africa y que previsiblemente seguirá haciéndolo en los próximos dos años por todo el mundo.

Sin embargo, juzgo "improbable" que el H5N1 se convierta en un virus mortal de llegar a infectar seres humanos en Europa, donde son "mejores" las condiciones higiénicas y sanitarias, hay "buenas" vacunas para aves y alto nivel de bioseguridad. En un encuentro divulgativo con periodistas al que también asistió la presidenta de la Sociedad Española de Nutrición y profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Ascensión Marcos, el catedrático de Sanidad Animal achacó la influencia del virus H5N1 en Asia a la escasa bioseguridad y la deficitaria higiene con la que se tratan estas aves en el mercado, hasta el que se suelen transportar vivas para su conservación. En el caso de Africa, según el catedrático, las autoridades sanitarias están "trabajando bien y desde el principio" para evitar que se convierta en un nuevo foco de la enfermedad que pueda afectar negativamente al resto de Europa a través de España, país donde Sánchez-Vizcaíno considera "controlada" la vía comercial como canal de entrada para el virus. "El avance de la gripe aviar no significa ir hacia la pandemia", sentenció. A su juicio, lo importante es controlar la entrada de aves silvestres a España, donde las autoridades sanitarias "vigilan" en estos momentos a las 30 especies de aves silvestres que podrían introducir el virus de la gripe aviar –entre ellas el somurmujo, especie de la que se encontró el pasado julio un ejemplar infectado en el País Vasco– y los 45 humedales donde podrían quedarse a vivir. Según el catedrático, es "posible" que aves infectadas lleguen a España pero "menos probable" que se queden y extiendan la enfermedad, ya que los humedales españoles son más pequeños que los del norte de Europa y sus aguas tienen unas temperaturas más altas. "Unos tres millones de aves pasan cada año por España, de las que se quedan sólo 1,5 millones de ellas, que van a nuestros 45 humedales", acotó.