MADRID, (EUROPA PRESS) Investigadores de la Universidad de Emory en Atlanta (Estados Unidos) han descubierto una posible diana farmacológica para evitar la pérdida ósea que suele producirse en las mujeres tras la menopausia. Las conclusiones de su investigación se publican esta semana en la edición digital de la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS).

Los investigadores creen que el bloqueo de un estimulador del sistema inmune podría ofrecer protección contra esta pérdida de hueso. A medida que el estrógeno disminuye durante la menopausia, un aumento de la producción de TNF-alpha en la médula ósea activa células que digieren la matriz del hueso, lo que produce osteoporosis. Se desconoce el origen exacto de este TNF-alpha que está producido por varios tipos de células del sistema inmune. Precisamente para determinar su origen, los autores del trabajo investigaron la producción de TNF-alpha utilizando un modelo de ratón. En los animales a los que se ha extirpado los ovarios, la privación inducida de estrógenos provocó un estado de estrés oxidativo limitado a la médula ósea. Este estrés oxidativo condujo a un aumento en la activación de células T y la producción de TNF-alpha. Los investigadores explican que el sistema inmune está repleto de complejas señales de retroalimentación. El estudio muestra que las células T son a su vez activadas por un aumento en la presencia de la molécula CD80 en otras células del sistema inmune. El bloqueo del estrés oxidativo con antioxidantes o el bloqueo de CD80 con un nuevo inmunosupresor evitaron la producción de TNF alpha y la pérdida ósea en ratones. Según los autores del trabajo, estos resultados podrían materializarse en el desarrollo de nuevas dianas para evitar la pérdida de hueso después de la menopausia.