BILBAO, (EUROPA PRESS) El 21,3 por ciento de la población que acude a los centros de atención primaria en España padece insuficiencia renal, según informó en rueda de prensa el presidente de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), ngel Luis Martín de Francisco. En una conferencia ofrecida en la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, el presidente de la SEN dio a conocer los últimos datos del estudio llevado a cabo por el estudio "Erocap", que ha analizado la prevalencia de la insuficiencia renal en los pacientes que acuden a los centros de atención primaria.

En éste estudio se ha utilizado una muestra con un total de 7.202 pacientes mayores de 18 años distribuidos por toda la geografía nacional y los datos recogidos mostraron una prevalencia de la insuficiencia renal en el 21 por ciento de la población que acude a los centros de salud. Los resultados mostraron que la prevalencia de la insuficiencia renal aumentó con la edad para ambos sexos situándose en el 33,7 por ciento para pacientes mayores de 70 años. El estudio también constató que el 37,4 por ciento registraron unos niveles normales de creatinina sérica que, es la herramienta que actualmente se utiliza para la constatación de la existencia de este problema. Los pacientes, de los que el 47,3 por ciento fueron varones, registraron una edad media en torno a los 60 años de edad y de ellos mostraron sobrepeso casi un 28 por ciento, y un 32 por ciento, obesidad. Por otro lado, la prevalencia de tres o más factores de riesgo cardiovascular se evidenció en el 23,6 por ciento de los casos y la presencia de trastornos clínicos asociados -como insuficiencia cardiaca o enfermedad coronaria- fue inferior al 10 por ciento. Según Martín de Francisco es "importante" que desde la atención primaria se detecte primero cuánta gente tiene insuficiencia renal porque "hay graves consecuencias clínicas derivadas de esa insuficiencia renal". CONSENSO ENTRE SOCIEDADES El presidente de la Sociedad Española de Diálisis y Trasplante (SEDYT) y miembro de la junta directiva de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, Julen Ocharan, incidió en la importancia de la detección en primaria de la insuficiencia renal, señalando que "otro problema importante es la prevención del daño farmacológico". "Este problema es especialmente evidente en los pacientes mayores, que suelen estar polimedicados, por lo que el riesgo de que la medicación o la dosis en que ésta se toma, interactúe de forma negativa con la función renal es mucho más elevada", aseguro. Ocharan se refirió a "algunos antiinflamatorios, antibióticos o la digoxina" y a las especiales características del paciente renal que "obligan a un seguimiento específico y más exhaustivo".