Bilbao, (EFE).- Especialistas en nefrología han anunciado hoy que durante este año se espera que se apruebe la utilización de una nueva forma de eritropoyetina (EPO), medicamento usado para corregir la anemia que se ha hecho famoso por su uso para el dopaje de deportistas, que mejorará la calidad de vida de los enfermos renales.

Según han explicado en una rueda de prensa en Bilbao los nefrólogos organizadores de las Primeras Jornadas de Actualización sobre Enfermedad Renal Crónica, cerca de 150.000 vascos padecen enfermedad renal crónica, cuyo único síntoma es la anemia, lo que supone un 6% de la población, porcentaje que en personas de más de 70 años asciende a un 18%. Esta nueva fórmula de la EPO acarreará menos molestias al enfermo, ya que sólo hay que suministrarla una vez al mes, frente a las tres dosis inyectadas semanales necesarias con el método convencional. Además, este medicamento, que ya está aprobado en otros países de Europa, produce un estímulo continuo de glóbulos rojos, por lo que elimina los picos agudos que produce la fórmula actual. Así, un tratamiento adecuado de la anemia "retrasa la evolución de la enfermedad renal, reduce la aparición de enfermedades acompañantes y mejora la calidad de vida del paciente", ha asegurado Javier Arrieta, jefe del Servicio de Nefrología del Hospital de Basurto, en Bilbao. El fallo en los riñones conlleva la aparición de otros trastornos asociados como son las enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en España. EFE