Copenhague, (EFE).- Expertos reunidos hoy en Copenhague en el XXXIV Simposio de la Sociedad Europea de Tejidos Calcificados (ECTS) destacaron la importancia de diagnosticar las fracturas vertebrales para averiguar si están relacionadas con la osteoporosis y prevenir el riesgo de futuras roturas. La presidenta de la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM), Nuria Guañabens, señaló a Efe que este tipo de fracturas están poco diagnosticadas -una de cada tres- y que muchas veces pasan desapercibidas, por lo que un gran número de pacientes queda sin tratar.

Según varios estudios internacionales, en Estados Unidos y Europa alrededor del 30 por ciento de las mujeres posmenopáusicas y uno de cada cinco varones mayores de 50 años padecen esta enfermedad, caracterizada por la pérdida de tejido óseo en los huesos a causa de una descalcificación. Guañabens, jefa del departamento de Reumatología del Hospital Clínico de la Universidad de Barcelona y que participa en el congreso, resaltó que sufrir una fractura vertebral osteoporótica aumenta hasta 4 veces el riesgo relativo de padecer otra. Un análisis comparativo entre los cinco países europeos con más población, elaborado por la firma médica Nycomed y difundido hoy, revela que España lidera el apartado de proporcionar terapia con hormonas paratiroideas (PTH) a los pacientes de osteoporosis. En España el 4,69 por ciento de las mujeres que han sufrido dos fracturas vertebrales la recibe, frente al 1,96 de Francia, el 1,64 de Italia, el 1,04 de Alemania y el 0,24 del Reino Unido. En el caso de las mujeres que han sufrido una fractura osteoporótica, el porcentaje baja en España al 1,49 por ciento, frente al 0,08 del Reino Unido. El PTH, que modifica la estructura ósea, es un tratamiento que se emplea cuando existe alto riesgo de fracturas vertebrales, donde se muestra extremadamente eficaz, explicó Guañabens, quien resaltó el gran número de remedios de distintos tipos aparecidos en los últimos años. Según el análisis de Nycomed, productora de uno de los PTH comercializados, sólo 30.000 de los casi 2 millones de personas que han sufrido fracturas por esa enfermedad en los cinco países estudiados reciben este tipo de tratamiento. Los costes anuales directos en Europa por fracturas osteoporóticas ascendieron a 31.700 millones de euros en 2000 y se espera que la cifra aumente a 76.700 millones en 2050, de acuerdo con los datos difundidos en el congreso. EFE