MADRID, (EUROPA PRESS) La mayoría de afectados por la osteoporosis apenas cumple con la terapia durante los tres primeros meses desde el diagnóstico y posterior prescripción del médico y "sólo un 40 por ciento continúa con el tratamiento un año más tarde", según señaló la doctora del Centro de Salud de Miraflores (Madrid), Carmen Valdés, durante el simposio ‘Actualidad en el manejo de la osteoporosis postmenopáusica’ en el que participó dentro del XIV Congreso Nacional y VIII Internacional de la Medicina General Española celebrado recientemente en Salamanca.

Además, Valdes recordó que, para que el tratamiento de la osteoporosis sea eficaz, debe prolongarse durante un periodo de tiempo que oscila entre los cuatro y los cinco años y el enfermo tiene que cumplirlo correctamente a lo largo del tiempo. Por este motivo, los especialistas reunidos en el Congreso, destacaron la necesidad de desarrollar nuevos fármacos que, según Valdés, "simplifiquen la terapia". En este sentido, el miembro de la Sociedad Española de Medicina General (SEMG), el doctor Juan Antonio Martín, coincidió con la doctora al destacar que "todas las medidas que faciliten la administración de los medicamentos utilizados pueden ser positivas para mejorar el cumplimiento y, por lo tanto, la efectividad del mismo". Asimismo, para contribuir al diagnóstico la doctora Pilar Orozco, asistente a la ponencia, señaló la importancia que tiene el médico de Atención Primara a la hora de diagnosticar esta patología. "El médico de Atención Primaria tiene que valorar la historia ginecológica que sugiera una menopausia antes de los 45 años o una vida fértil inferior a los 30 años, tiene que tener en cuenta aquellas pacientes que su dentista les comenta que tienen descalcificada la encía, tiene que valorar aquellas mujeres que sufren hipertiroidismo, síndromes de mala absorción, diabetes mellitus de larga evolución o anorexia, así como las que están recibiendo tratamientos con corticoides, antiepilépticos o litio, y llevar un control sobre las que fuman y toman alcohol", señaló la doctora, quien concluyó su exposición lamentando que en muchos casos este tipo de pacientes no pasen por un estudio más completo y sean remitidos al traumatólogo, "sin realizarles ningún tipo de intervención con respecto a la osteoporosis". UNA DE CADA DOS MUJERES MAYORES DE 50 AÑOS SUFRIR OSTEOPOROSIS. Los expertos reunidos recordaron que se trata de una patología preferentemente femenina, ya que es una de las afecciones que acompañan al advenimiento de la menopausia, como consecuencia del descenso del nivel de estrógenos en el organismo. Según las cifras barajadas durante el Congreso, en España, existen 2,5 millones de mujeres con osteoporosis, aunque sólo reciben tratamiento entre el 10 y el 20 por ciento, y las fracturas más frecuentes son las de muñeca, vértebras y fémur. Además, entre las dolencias que llevan asociado cierto riesgo de generar osteoporosis se encuentran la diabetes, el hipertiroidismo, el déficit nutricional, la anorexia nerviosa, la adicción a ciertas drogas y las afecciones respiratorias. Por otra parte, actualmente, una de cada dos mujeres mayores de 50 años sufrirá, en lo que le queda de vida, una fractura ósea provocada por la osteoporosis y una de cada tres mujeres de más de 80 años se fracturará la cadera o el fémur. Y a partir de los 60 años aumentan las posibilidades de romperse una vértebra por el mismo motivo, mientras a los 70, en el 30 por ciento de los casos de fractura de fémur, el paciente no sobrevive al primer año de vida tras la lesión, debido a las complicaciones que surgen durante la rehabilitación, ya que se trata de personas mayores que sufren además otro tipo de enfermedad. En el caso de la osteoporosis más común, la primaría, producida por una disminución de masa ósea propia de los cambios hormonales, –la secundaría está causada por otras patologías o medicaciones–, se deben de tener en cuenta tres factores: la genética, la menopausia precoz y la edad. Para prevenir su aparición, Valdés recomendó la ingesta de 1g a 1,5g calcio en la etapa de crecimiento para conseguir un pico de masa ósea óptimo, 1g en la edad adulta y 1,5g al llegar a la menopausia. Por otra parte, recomendó incluir la vitamina D en la dieta como "facilitadora de la absorción del calcio", para lo que es aconsejable realizar alguna actividad física al aire libre, ya que más del 90 por ciento de la vitamina se sintetiza en la piel por efecto de la luz solar.