Washington, (EFE).- La vida de unos 22.000 pacientes pudo haberse salvado si hace dos años las autoridades federales de salud de EEUU hubiesen retirado del mercado el medicamento Trasylol usado en operaciones cardíacas, aseguró un investigador a la cadena de televisión CBS. La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA siglas en inglés) retiró el medicamento en noviembre del año pasado después de que fuera vinculado a fallos renales que requerían diálisis y a un aumento en las muertes de esos pacientes. En una entrevista que difundirá la cadena de televisión el próximo domingo en el programa "60 Minutes", el investigador Dennis Mangano aseguró que hace dos años realizó un estudio que vinculó los efectos del medicamento con las muertes.

Según un resumen de la entrevista publicado por CBS en su página de internet, si el organismo federal hubiese prestado atención a su informe se habrían salvado unas 22.000 vidas. "Hubo aproximadamente 431.000 pacientes a quienes se administró el medicamento. Según mi cálculo se pudieron salvar 22.000 vidas…unas mil por mes", dijo, según CBS. Mangano denunció que la empresa farmacéutica Bayer, fabricante del medicamento, no reveló a la FDA durante una reunión que había realizado un estudio que confirmaba los peligros del Trasylol. El año pasado Bayer suspendió la venta del medicamento, utilizado para limitar las hemorragias durante la operación cardíaca a solicitud de la FDA. William Hiatt, presidente del comité asesor de la FDA, dijo al programa de CBS que habría dado su acuerdo a retirar el medicamento del mercado si hubiese conocido los resultados del estudio de Bayer. CBS indicó que ni Bayer ni la FDA formularon comentarios inmediatos sobre la denuncia. La empresa farmacéutica alemana envió una carta a "60 Minutes" en la que indicó que "los datos disponibles siguen respaldando el perfil de riesgos y beneficios de Trasylol cuando se le administra de acuerdo a las instrucciones". EFE