SEVILLA, 14 (EUROPA PRESS) El presidente de la Confederación Española de Asociaciones Profesionales de Visitadores Médicos (Ceatimef), Oscar Mario Rilo, insistió hoy al Servicio Andaluz de Salud (SAS) que la actividad de visitador médico "nunca ha perjudicado el normal funcionamiento de los centros", en respuesta a la réplica ofrecida ayer por el SAS a este organismo acerca de que en la comunidad "se sigue permitiendo la visita médica", aunque "siempre que se realicen sin perjudicar el funcionamiento normal de los centros".

En declaraciones a Europa Press, Rilo volvió a insistir hoy en que en el artículo 5 de la futura Ley de Farmacia de Andalucía "se dice literalmente que en los centros asistenciales del sistema sanitario público andaluz está prohibida la realización de cualquier actividad de promoción, incluida las denominadas visitas médicas", un punto del articulado que llevó ayer a la Ceatimef a sostener que "dejaría en la calle a más de 3.000 trabajadores", extremo, por su parte, que negó la Administración. Pese a todo, el máximo responsable de Ceatimef reiteró que "al decir –en el articulado– que queda prohibida la visitación médica, lo que no se puede es obviar la realidad". Por ello, señaló que desde la confederación "nos extraña mucho que ahora digan que reconocen la visita médica", aspecto que contrapuso con el hecho de que "no entendemos la respuesta ofrecida por el SAS de que permiten la visitación siempre que se realicen sin perjudicar el funcionamiento normal de los centros, puesto que nunca hemos perjudicado a estos centros". "Lo que no podemos es quedar en manos del permiso previo y por autorización expresa de personas titulares de las direcciones gerencias de los hospitales, de las áreas de gestión sanitaria y de las direcciones de los distritos de atención primaria, ya que, en cualquier momento, se le puede ocurrir a su juicio o arbitrio prohibir la entrada a los visitadores", argumentó. Frente a ello, señaló "en lo que si estamos de acuerdo –con el SAS– es que la visita médica en Andalucía viene siendo regulada desde el año 1990". Esta regulación, añadió, "quiere decir que en la misma participan todas las asociaciones de visitadores médicos con el sistema provincial de salud de cada provincia andaluza, con el visto bueno de cada gerencia de atención primaria y con el visto bueno de los coordinadores de área". HORARIOS DE VISITA "Por ello no entiendo porque ahora dicen esto", prosiguió Rilo, quien reiteró que "en ningún momento se perjudica el normal funcionamiento de los centros y creo que ningún profesional sanitario ha dicho lo contario". Además, aclaró que "existen unos horarios de visitación que normalmente son antes ó después de las consultas, con lo cual no se perjudica el normal funcionamiento". "No encontramos una lógica razonable en la actuación de la Junta y lo que no se puede desde ningún tipo de administración es intentar acabar con una profesión que está regulada por una normativa de 1990 y por un Real Decreto", agregó. Rilo recalcó que "la federación andaluza de visitadores médicos, con fecha de 8 de agosto de 2006, elevó en el registro de la Consejería de Salud un escrito en el que pedimos personarnos como parte implicada en la redacción del proyecto de Ley". "Por tanto, nos parece que en lugar de ir haciendo declaraciones lo que tienen que hacer es ponerse en contacto con nosotros para sentarnos en una mesa y clarificar el tema", concluyó. | 14/Sep/2006 18:32:12 (EUROPA PRESS) 09/14/18-32/06