Avilés (EFE).- El reumatólogo Luis Arboleya ha dicho hoy que la artritis, una enfermedad muy agresiva que afecta a las articulaciones y que hasta hace poco era "tabú", será curable "en el plazo de una o dos décadas", a la vista de los últimos avances. Así lo ha indicado en la presentación del XIV Simposio Internacional de Inflamación y Enfermedades Reumáticas, que congregará a algunos de los expertos más destacados del ámbito nacional "y los de primer nivel internacional".

La nómina de ponentes la encabeza Andrew Cope, considerado uno de los mayores expertos mundiales en el sistema inmunitario innato en enfermedades autoinmunes, tema sobre el que girará la conferencia con la que mañana se inaugurará el simposio. Tras la conferencia inaugural, a cargo del doctor Cope, seguirán varias ponencias más a lo largo de mañana y del sábado. La organización ha destacado que el simposio servirá para presentar las nuevas dianas terapéuticas, que permitirán diseñar nuevos fármacos para frenar el proceso destructivo de la artritis reumatoide, además del dolor y la discapacidad, sin hacer daño a otros órganos. Las enfermedades reumáticas son la tercera causa más común de consulta médica y constituyen el 15 por ciento de todas las consultas de pacientes. Tienen un notable impacto laboral y sus costes totales superan el tres por ciento del PIB en algunos países, como es el caso de Canadá, donde alcanzó el 3,4 por ciento, que se traduce en 25.600 millones de dólares. Estas enfermedades, para las que existe la creencia errónea de que solamente se producen en ancianos, son la mayor causa de morbilidad en todo el mundo. El objetivo del futuro es nombrar una palabra que hasta ahora se consideraba "tabú", según Arboleya, como la "curación", que será posible en el plazo de una o dos décadas, "lo que será un hito impresionante" para la medicina mundial".-EFE