Bruselas, (EFE).- Los costes sociales y asistenciales ligados al tratamiento de la artritis reumatoide en España ascienden a 3.036 millones de euros al año, algo más de 15.000 euros por persona, según un informe publicado hoy. El estudio, elaborado por la Stockholm School of Economics, la Universidad de Lund (Suecia) y la universidad médica de Viena, pasa revista al número de afectados y a los gastos ligados al tratamiento de esa enfermedad en Europa.

Entre otras conclusiones, destaca que los gastos más altos asociados a la artritis reumatoide derivan de las jubilaciones anticipadas y pensiones por discapacidad que cerca de la mitad de los afectados se ven obligados a solicitar. El coste medio anual por paciente en la UE se situaba en 2006 en los 13.000 euros, con grandes diferencias entre los países más occidentales (donde alcanzan los 17.000 euros de media) y los del Este y centro de Europa (5.000 euros). En total, los gastos ligados a la artritis reumatoide ascendieron en 2006 a 42.000 millones en Europa occidental y 3.400 en los países del Este. Además, el estudio destaca las grandes diferencias existentes entre países para que los pacientes accedan a los medicamentos. Según Bengt Jönsson, de la Stockholm School of Economics, "es un dato relevante, puesto que los datos médicos han demostrado que un tratamiento temprano disminuye la inflamación y puede evitar reducir la velocidad de los daños y la progresión de la discapacidad". El lapso que transcurre entre la autorización del medicamento y el acceso al mercado depende de distintos factores, como su inclusión en el sistema público de reembolso de los gastos. Los sistemas que permiten un acceso más rápido son los de Alemania y el Reino Unido, fundamentalmente porque no cuentan con un criterio formal para fijar precios y reembolsos y porque pertenecen a los mercados de medicamentos más grandes del mundo. España, al igual que Francia e Italia, se sitúan en un nivel medio, frente a la República Checa, Eslovaquia y Bélgica, que tienen el lapso más extenso entre la autorización y la comercialización. Según el estudio, unos 6,7 millones de personas padecen en el continente artritis reumatoide, enfermedad que en España sufren cerca de 197.000 personas. EFE