MADRID, (EUROPA PRES) La ecografía confirma la existencia de la artrosis y del derrame articular, principal causante del dolor, de manera más eficaz que la radiologías, según revela un estudio presentado en el marco del congreso internacional de Osteoarthritis Research Society International (OARSI) en Florida (EE.UU.).

El estudio ‘Ultrasonographic para diagnosticar la osteoartritis de la rodilla. Un estudio a escala nacional en pacientes españoles’, que se ha llevado a cabo en colaboración con la escuela de ecografía de la Sociedad Española de Reumatología, gracias a una beca donada por Zambon, demuestra, según señala la compañía en un comunicado, que a nivel epidemiológico se puede concluir que la artrosis es una problemática mal resuelta. En este sentido, la profesora de la Escuela de Ecografía de la SER y Jefa del Servicio de Reumatología del Instituto Poal, la doctora Ingrid Mller, asistente al congreso, recordó que "cuando existe derrame articular, la evolución de la artrosis suele ser peor y más rápida", por lo que es importante confirmar su existencia. La radiografía es la prueba habitual para la detección de las artrosis, sin embargo no muestra la existencia del derrame lo que a la larga ralentiza el empleo de un tratamiento que "actúe de manera eficaz para que el paciente no vea deteriorada su calidad de vida sufriendo dolor". Por este motivo, Mller destaca el empleo de ecografía que, además, está recomendada para controlar la respuesta terapéutica en la artrosis y conocer las características de la articulación en tiempo real. Este estudio, que está previsto que durante el 2008 se publique al completo con todas las conclusiones, fue becado por el proyecto Ecognosis de Zambon.