La mayoría de los españoles no han acudido al médico o no han podido cuidar de su salud por falta de tiempo o falta de disponibilidad horaria.

Según un estudio elaborado por Sanitas y por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), el 61 % de los encuestados afirma haber dejado de acudir al médico «al menos en alguna ocasión» debido a la falta de tiempo, mientras que, en general, el 23,1 % cita la carencia de tiempo entre las dificultades para ir al médico y un 22,3 % argumenta que no acude a la consulta a causa del horario del médico.

El trabajo se ha realizado a partir de 1.401 entrevistas realizadas a través de internet entre el 29 febrero y el 7 de marzo.

Ante estos datos, el director ejecutivo regional de Sanitas en Cataluña, José Luis Buil, ha asegurado en rueda de prensa que «esta falta de tiempo o de disponibilidad horaria, que imposibilita asistir a las visitas médicas, implica que las patologías se diagnostiquen más tarde y que, por lo tanto, el tratamiento para éstas se inicie más tarde».

Los encuestados se han otorgado una nota de 6,3 sobre 10 a la hora de valorar el tiempo que dedican al cuidado de su propia salud, y 7 de cada 10 personas han asegurado haber dejado de cuidar su alimentación por falta de tiempo, casi un 45 % no se han realizado analíticas, un 43,5 % ha dejado de seguir un tratamiento prescrito por el médico y un 42,7 % no ha comprado en alguna ocasión medicamentos por motivos de tiempo.

El 82,5 % de los españoles ha afirmado que acuden al médico al menos una vez al año y casi un 70 % al dentista, mientras que el 72,6 % se realiza análisis, como mínimo, con periodicidad anual, sin embargo las visitas al psicólogo o al nutricionista son inferiores al 10 % en un año.

Los encuestados del estudio de Sanitas y de la SEAS han situado la salud como el segundo aspecto más valorado, solo por detrás de la familia, mientras que el trabajo, el tiempo y el dinero le siguen en el orden de prioridad de los españoles.