Madrid, (EFE).- La formación profesional, la falta de medios humanos y el nivel de remuneración son las aspectos que más preocupan a los especialistas en cirugía ortopédica y traumatología en la Península, quienes prefieren emigrar a Estados Unidos y Francia, donde el reconocimiento profesional y económico es mayor.

Así lo afirmó la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT) en su "Libro Blanco", un estudio que presentó hoy sobre la situación de la especialidad en este momento, en el que se valora cuáles son los puntos fuertes y cuáles los aspectos que se deben mejorar. Javier Vaquero, uno de los coordinadores del análisis -en el que durante el primer trimestre del año se entrevistó a 996 especialistas de los 4.000 que hay en el sector- advirtió de que la apertura de nuevos centros en el futuro y el elevado número de jubilaciones van a demandar el incremento de cirujanos traumatólogos y ortopedistas. En este sentido, hizo un llamamiento a las autoridades gubernamentales y administrativas para "revalorar" la situación actual de los traumatólogos. "Si no se mejoran las condiciones, la emigración seguirá y nos veremos con falta de especialistas que puedan atender el alto número de pacientes que, sin duda, habrá en el corto plazo, con el aumento de las expectativas de vida", indicó Vaquero. Si bien los entrevistados aseguraron que la percepción de la especialidad "en general es buena", continuó Vaquero, también consideraron que se deben reforzar las unidades en hospitales generales e incrementar los centros comarcales. Vaquero reiteró que la principal exigencia de los traumatólogos fue "dignificar" la especialidad con la recuperación del reconocimiento social y con la mejora salarial. Guillermo Sierra, ex presidente de la Organización Médica Colegial y co-coordinador del "Libro Blanco", aseguró que la mayoría de los traumatólogos se quejó en el estudio del poco tiempo que dedica a la investigación. "Esto se refleja en que el porcentaje de especialistas que ha hecho la tesis doctoral es relativamente pequeño (17 por ciento), por eso es que hay una cierta desmotivación en los profesionales de estas áreas, por la fuerte presión asistencial y la falta de recursos", dijo Sierra. Entre otros datos que se destacaron de este análisis, concluyó Sierra, están que el 87 por ciento de los traumatólogos españoles son hombres; que uno de cada cuatro ha ampliado su formación en el extranjero y que un 57 por ciento trabaja sólo en la medicina pública. EFE