Las Palmas de Gran Canaria, (EFE).- Tres investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria han creado un dispositivo que ofrece mayor fijación quirúrgica en las lesiones del ligamento cruzado anterior de la rodilla, el que más se rompe en el mundo, aseguró a Efe el ingeniero Óscar Martel. El trabajo ha sido publicado en la revista Medical Engineering & Physics, que recoge un artículo firmado por los investigadores José Carta y Óscar Martel, del Departamento de Ingeniería Mecánica, y Gerardo Garcés, del de Ciencias Médicas y Quirúrgicas. Martel explicó que la rodilla tiene cuatro ligamentos y la rotura del cruzado anterior es el que mayor incidencia tiene en el mundo y se produce en la práctica deportiva de contacto, como fútbol y rugby, aunque también en el esquí y en los accidentes que conlleven fuertes golpes.

Su frecuencia en el fútbol es destacada, tanto que este año se han producido en Primera División "cinco o seis", aseguró el investigador, quien agregó que en Estados Unidos se realizan al año 50.000 intervenciones de este tipo y más de 6.500 en España. Si la fijación no es la adecuada, la rodilla pierde estabilidad y el paciente no puede realizar una vida física demasiado activa. Cuando una persona sufre la rotura de este ligamento es sometida a una intervención quirúrgica en la que se obtiene tendón del muslo para crear un injerto, detalló. Con un taladro se realiza un orificio en el hueso para introducir el injerto, que es fijado de varias maneras, la más usual de ellas a través de un tornillo que aprieta el nuevo ligamento contra el hueso, aunque se corre el riesgo de rasgar el tendón por los giros de la tuerca, y las grapas. El nuevo sistema fija el ligamento al orificio a través de una especie de taco expansivo que comprime el ligamento contra la pared ósea sin riesgo de cortarlo, agregó. Los ensayos realizados hasta el momento arrojan resultados positivos, los próximos serán los dinámicos, que se realizarán con carga variable, y cuando terminen las fases experimentales el nuevo dispositivo será comercializado, aunque ello no será antes de dos años, calculó. Medical Engineering & Physics, que ha recogido los resultados de este trabajo, es una publicación oficial del Instituto de Física e Ingeniería aplicada a la Medicina de Inglaterra y Gales, y supone un foro para la difusión de los últimos avances en ingeniería biomédica. EFE