Murcia, (EFE).- El traumatólogo murciano Pedro Guillén ha realizado con éxito en Madrid la primera artroscopia sin cables, después de haberla probado a nivel experimental con animales y cadáveres, acortando de este modo los tiempos de intervención y de recuperación del paciente, según informa a EFE este facultativo. El director médico de la Clínica Cemtro, que ha patentado esta técnica, y candidato al Premio Príncipe de Asturias en Investigación y Ciencia, realizó el pasado fin de semana esta intervención al defensa del Levante Luis Miguel Rubiales, que tenía lesionada la rodilla izquierda, y con anterioridad lo había hecho a animales y cadáveres hasta que perfeccionó el aparato.

Guillén, catedrático de traumatología del deporte de la Universidad de Murcia, ha patentado la técnica y ha dicho a EFE que es un método pionero a nivel mundial, y que supone no tener servidumbres de cableado con las infecciones que ello podía suponer para el paciente. Según Guillén, "la incorporación de esta nueva tecnología va a producir un cambio radical en la práctica de artroendoscopias en todo el mundo, ya que ofrece ante todo mayor comodidad e independencia al médico durante la intervención". Para Guillén, "éste va a ser un paso esencial para incorporar la nueva técnica en la rutina diaria de las consultas y además permite abaratar y acortar los tiempos de intervención y de recuperación del paciente". Recordó que en España se realizan al año más de un millón de artroendoscopias, cifra que supera los 15 millones en Europa y que se aproxima a los 20 millones en los Estados Unidos. Pedro Guillén, que ha hecho cerca de 25.000 artroendoscopias en su carrera, explica que las clásicas laparoscopias, colonoscopias y gastroscopias se benefician de esta innovación, ya que pueden incorporar esta tecnología. La artroscopia sin cables permite suprimir los equipos y cables de las artroscopias tradicionales, simplificando todo a una fuente de energía y una microcámara que remite a distancia imágenes a una pantalla de televisión. Guillén, que aseguró a Efe que no piensa vender la técnica aunque ya ha recibido ofertas de EEUU, dio a conocer el método a los expertos por vez primera el pasado 29 de enero en el transcurso del VI Congreso Internacional Teórico-Práctico de Patología de Rodilla que se celebró en Madrid. En cuanto a la candidatura a los premios Príncipe de Asturias, manifestó que es un honor estar entre los candidatos. La artroscopia consiste en la introducción por punción dentro de la articulación de un sistema de lentes conectado a una cámara de vídeo que permite al cirujano visualizar, diagnosticar y tratar los problemas de la articulación lesionada.EFE