El sol es el principal enemigo de nuestra piel, ya que con el tiempo la envejece y mancha.

El sol es el principal enemigo de nuestra piel, ya que con el tiempo la envejece y mancha.

Debemos proteger la piel fotoexpuesta con filtros físicos, químicos o biológicos de alto índice de protección si se tiene tendencia a la aparición de manchas cutáneas.

Evitar el sol en las horas punta: de 12:00 a 16:00 (horas solares)

Nunca quemarse con el sol: las quemaduras solares son siempre nocivas.

Las mujeres embarazadas o que tomen anticonceptivos y los niños deben tener especial cuidado con el sol.

No aplicar cosméticos (perfumes, colonicas o cremas desconocidas) sobre todo si se va a tomar el sol a continuación.

Tampoco se debe tomar el sol después de una irritación o depilación cutánea. Algunos medicamentos (tetraciclinas, sulfamidas.) pueden ser fototoxicos.

Máximo cuidado deben tener las personas con piel muy clara, muchos lunares o pecas o que tengan antecedentes personales o familiares de cancer de piel.

Finalmente ante la aparición de manchas oscuras de la piel se debe acudir al dermatologo para que valore y trate correctamente el proceso. 

SOLUCIONES

PARA QUITAR MANCHAS
Leche + limón a partes iguales. Dependiendo de los biorritmos, se aplicará sobre piel seca por la tarde y sobre piel grasa por las mañanas

VITILIGO
Jugo de Aloe Vera