La úlcera péptica es una llaga en la cubierta del estómago o duodeno, que es el comienzo del intestino delgado.- Las úlceras pépticas son comunes: uno de cada 10 americanos desarrolla una úlcera en algún momento de su vida.

¿Qué es una úlcera péptica?

La úlcera péptica es una llaga en la cubierta del estómago o duodeno, que es el comienzo del intestino delgado.- Las úlceras pépticas son comunes: uno de cada 10 americanos desarrolla una úlcera en algún momento de su vida.

 La causa principal de la úlcera péptica es una infección bacteriana, pero algunas úlceras son causadas por el uso prolongado de antiinflamatorios no esteroideos (AINES), asociados a la aspirina o ibuprofen. En algunos casos, tumores cancerosos de estómago o páncreas pueden causar úlceras. Las úlceras pépticas no son causadas por alimentos muy condimentados o por estrés. Más del 90% de las úlceras péptocas duodenales están asociadas al Helicobacter Pílri

¿Qué es el H. Pylori?

Helicobacter pylori (H. pylori) es un tipo de bacteria. Investigadores científicos descubrieron que el H. pylori causa casi todas las úlceras pépticas, alrededor del 80 % de úlceras gástricas y más del 90 % de las úlceras duodenales. La infección por H. pylori es común en prácticamente todo el mundo, con distintos grados de incidencia que dependen en gran medida de las condiciones socioeconómicas de cada país. No obstante, mucha gente infectada no desarrolla úlceras. El porque el H. pylori no causa úlceras en todas las personas es desconocido. Muy probablemente, la infección dependa de las características de la persona infectada, del tipo de H. pylori, y de otros factores aún no descubiertos. Los investigadores no están seguros acerca de cómo se produce la infección con el H. pylori, pero se piensa que es a través de alimentos o agua contaminados. Se ha descubierto H. pylori en la saliva de alguna gente infectada, así la bacteria puede esparcirse a través del contacto boca a boca como en el beso

¿Cómo puede el H. pylori causar una úlcera péptica?

El H. pylori debilita el baño de moco protector de el estómago y duodeno, lo que permite al ácido penetrar hasta la capa inferior de la sensible línea mucosa. Tanto el ácido como la bacteria irritan el recubrimiento gastroduodenal y causan llagas o úlceras. El H. pylori es capaz de sobrevivir en el ácido del estómago porque segrega enzimas que neutralizan ese ácido. Este mecanismo permite al H. pylori confeccionarse un área segura donde establecerse (la línea de moco protector). Una vez allí, la bacteria espiralada excava su madriguera a través de la línea mucosa. 

¿Cuáles son los síntomas de las úlceras?

El dolor es el síntoma más común. El dolor es usualmente profundo, una dolencia similar a una roedura. Viene y se va durante muchas semanas o meses. Aparece 2 o 3 horas después de comer. A veces en la mitad de la noche (cuando el estómago está vacío). Calma con el alimento. Otros síntomas incluyen pérdida de peso, anorexia, distensión abdominal, eructos, náuseas y vómitos. Algunas personas experimentan solamente síntomas suaves o atenuados, y algunas ninguno de los descriptos.

Síntomas de emergencia

Si usted tiene alguno de estos síntomas, llame a su médico inmediatamente: dolor de estómago repentino, agudo y persistente. Heces negras o cubiertas por sangre. Vómitos sanguíneos o vómitos que parecen como borras de café. Pueden ser signos de un problema serio, como una perforación (cuando una úlcera excava todas las paredes del estómago o duodeno). Sangrado (cuando el ácido sobre la úlcera rompe un vaso sanguíneo). Obstrucción (cuando la úlcera bloquea el paso de la comida dificultando la salida del estómago).

¿Cómo se relaciona el H. pylori con el diagnóstico de úlcera?

Diagnóstico de úlcera Para ver si los síntomas son causados por una úlcera, el doctor puede efectuar una Seriada Gastroduodenal o una Endoscopía. Una Seriada Gastroduodenal es una radiografía del esófago, estómago y duodeno. El paciente toma un líquido yesoso llamado bario para hacer que esos órganos y cualquier úlcera se descubran más claramente en la radiografía. La Endoscopía es un examen con un endoscopio, un delgado tubo iluminado con una diminuta cámara en su extremo. El paciente es ligeramente sedado, y el doctor introduce suavemente el endoscopio a través de la boca, bajando por la garganta hasta el estómago y duodeno. Esto permite al médico observar el recubrimiento del esófago, estómago y duodeno. El médico puede usar el endoscopio para tomar fotos o extraer una diminuta pieza de tejido para su examen bajo el microscopio.

Diagnóstico de H. pylori

Si se encuentra una úlcera, el doctor debe testear al paciente para H. pylori. Este examen es importante porque el tratamiento para una úlcera causada por H. pylori es diferente que para una úlcera ocasionada por AINEs. El H. pylori se puede diagnosticar mediante tests en sangre, aliento y microscopia de muestras de tejido. Los tests en sangre son los más comunes. Ellos detectan anticuerpos contra la bacteria H. pylori. La sangre se toma en el consultorio mediante un pinchazo en un dedo. Los tests de aliento son usados principalmente después del tratamiento para ver si el tratamiento surtió efecto, pero también pueden ser usados para diagnóstico. El test se conoce como Test de Urea en Aliento. En el consultorio médico, el paciente bebe una solución de urea que contiene un átomo especial de carbono. Si el H. pylori está presente se produce la rotura o fraccionamiento de la urea, liberándose el átomo de carbono. La sangre transporta el carbono hacia los pulmones, y el paciente lo exhala, pudiendo entonces detectarse. El test del aliento ofrece un porcentaje de seguridad de entre el 96 a 98 %. Los test sobre tejido se efectúan usualmente usando tejido extraído mediante el endoscopio. Existen tres tipos: el test rápido de la ureasa que detecta la enzima ureasa que es producida por el H. pylori. El análisis histológico, que permite al médico encontrar y examinar la bacteria existente. El cultivo, que permite el crecimiento del H. pylori en un medio propicio para su posterior observación mediante microscopía.

¿Cuál es el tratamiento para úlcera péptica por H. pylori?

La úlcera péptica por H. pylori se trata con drogas para matar la bacteria, reducir el ácido gástrico y proteger el epitelio gástrico. Para matar la bacteria se utilizan antibióticos. Dos tipos de drogas supresoras de ácido se usan actualmente: bloqueadores H2 e inhibidores de la bomba de protones. Los bloqueadores H2 trabajan bloqueando la histamina, la cual estimula la secreción de ácido. Estos ayudan a reducir el dolor ulceroso después de pocas semanas. Los inhibidores de la bomba de protones suprimen la producción de ácido mediante la detención del mecanismo que bombea el ácido hacia el estómago. Los bloqueadores H2 y los inhibidores de la bomba de protones han sido prescriptos a lo largo de varios años como tratamiento de las úlceras. Pero usados solas, estas drogas no erradican al H. pylori, y en consecuencia, esta no cura las úlceras H. pylori dependientes. El subsalicilato de bismuto es usado para proteger al epitelio gástrico del ácido. Este también mata al H. pylori. El tratamiento usual incluye una combinación de antibióticos, supresores de ácido y protectores gástricos. Actualmente, el tratamiento comprobadamente más efectivo es uno de 2 semanas de duración denominado de triple terapia. Esto implica la toma de dos antibióticos para matar la bacteria y cualquier supresor ácido o protector del epitelio gástrico. Dos semanas de triple terapia reducen los síntomas ulcerosos, matan la bacteria, y previenen la recurrencia ulcerosa en más del 90 % de los pacientes. Desafortunadamente, muchos pacientes encuentran la triple terapia algo complicada porque ello comporta tomar más de 20 píldoras por día. Además, los antibióticos utilizados en la triple terapia pueden causar moderados efectos secundarios como náusea, vómitos, diarrea, heces oscuras, gusto metálico en la boca, vértigos, cefalea e infecciones por hongos en las mujeres. La mayor parte de los efectos colaterales pueden tratarse mediante la suspensión de la medicación. A pesar de todo, estudios recientes muestran que la triple terapia de 2 semanas es la ideal. Resultados tempranos de estudios en otras ciudades sugieren que una semana de triple terapia puede ser tan efectiva como la terapia de 2 semanas, con menores efectos colaterales. Otra opción es una doble terapia durante 2 semanas. La doble terapia incluye dos drogas, un antibiótico y un supresor ácido. No es tan efectiva como la triple terapia. Dos semanas de cuádruple terapia, usando dos antibióticos, un supresor ácido y un protector gástrico luce prometedor en estudios investigaciones actuales. También es conocido como triple terapia con bismuto.

Después del tratamiento.

Una vez seguro que el tratamiento mató al H. pylori, el doctor efectuará un seguimiento endoscópico o test del aliento a los 6 o 12 meses después del tratamiento para verificar la ausencia de la bacteria.

¿Puede prevenirse la infección por H. Pylori?

Nadie conoce con seguridad como se esparce el H. pylori, por lo que la prevención es difícil. Investigadores están ensayando para desarrollar una vacuna que permita prevenir la infección.

¿Porqué no todos los doctores verifican automáticamente el H. pylori?

Los cambios médicos necesitan convicción y práctica, y esto toma tiempo. Por cerca de 100 años, científicos y doctores pensaban que las úlceras eran causada por estrés, comidas picantes y alcohol. El tratamiento incluía reposo en cama y dieta blanda. Más tarde, los investigadores agregaron el ácido gástrico a la lista de las causas y comenzaron a tratar las úlceras con antiácidos. Desde que el H. pylori fue descubierto en 1982, los estudios conducidos alrededor del mundo han demostrado que usando antibióticos para destruir al H. pylori se curan las úlceras pépticas. El Instituto Nacional de Salud ha comunicado una declaración de consenso en 1994 confirmando que el H. pylori causa úlceras pépticas. A pesar de la evidencia, no obstante, la comunidad médica continúa el debate acerca del rol del H. pylori en las úlceras pépticas. Si usted tiene una úlcera péptica y no ha sido investigado para infección por H. pylori, llame a su médico.

Puntos a recordar

La úlcera péptica es una llaga en la capa de recubrimiento del estómago o duodeno.

La mayor parte de las úlceras pépticas es causada por el H. pylori.

Ninguna es causada por alimentos picantes o estrés.

El H. pylori puede transmitirse de persona a persona a través de alimentos o agua contaminados.

Recuerde lavarse siempre sus manos después de usar el baño y antes de comer.

Los antibióticos son el tratamiento más efectivo para las úlceras pépticas por H. pylori