El Hígado: Anatomía y funciones.
El hígado está situado en la parte superior derecha de la cavidad abdominal, debajo del diafragma y por encima del estómago, el riñón derecho y los intestinos. El hígado tiene forma cónica, es de color marrón rojizo oscuro y pesa alrededor de 3 libras

Anatomía del hígado:

El hígado está situado en la parte superior derecha de la cavidad abdominal, debajo del diafragma y por encima del estómago, el riñón derecho y los intestinos. El hígado tiene forma cónica, es de color marrón rojizo oscuro y pesa alrededor de 3 libras.

La sangre que llega al hígado proviene de las dos fuentes que se indican a continuación:

· La sangre oxigenada llega al hígado a través de la arteria hepática.

· La sangre rica en nutrientes llega a través de la vena porta hepática.

El hígado recibe permanentemente alrededor de una pinta de sangre (el 13 por ciento de la sangre total del cuerpo).

El hígado consta de dos lóbulos principales que a su vez están formados por miles de lobulillos. Estos lobulillos se conectan con pequeños conductos que a su vez están conectados con conductos más grandes que finalmente forman el conducto hepático. El conducto hepático transporta la bilis producida por las células del hígado hacia la vesícula biliar y el duodeno (la primera parte del intestino delgado).

Sabía usted que… El hígado puede perder tres cuartos del total de sus células antes de dejar de funcionar. Además, el hígado es el único órgano del cuerpo que tiene la capacidad de autorregenarse.

Funciones del hígado:

El hígado regula los niveles sanguíneos de la mayoría de los compuestos químicos y excreta un producto llamado bilis, que ayuda a eliminar los productos de desecho del hígado. Toda la sangre que sale del estómago y los intestinos pasa a través del hígado. El hígado procesa esta sangre y descompone los nutrientes y drogas en formas más fáciles de usar por el resto del cuerpo. Se han identificado más de 500 funciones vitales relacionadas con el hígado. Entre las funciones más conocidas se incluyen las siguientes:

· La producción de bilis, que ayuda a eliminar los desechos y a descomponer las grasas en el intestino delgado durante la digestión.

· La producción de determinadas proteínas del plasma sanguíneo.

· La producción de colesterol y proteínas específicas para el transporte de grasas a través del cuerpo

. · La conversión del exceso de glucosa en glucógeno de almacenamiento (glucógeno que luego puede ser convertido nuevamente en glucosa para la obtención de energía).

· La regulación de los niveles sanguíneos de aminoácidos, que son las unidades formadoras de las proteínas.

· El procesamiento de la hemoglobina para utilizar su contenido de hierro (el hígado almacena hierro). · La conversión del amoníaco tóxico en urea (la urea es un producto final del metabolismo proteico y se excreta en la orina).

· La depuración de la sangre de drogas y otras sustancias tóxicas.

· La regulación de la coagulación sanguínea.

· La resistencia a las infecciones mediante la producción de factores de inmunidad y la eliminación de bacterias del torrente sanguíneo.

Cuando el hígado degrada sustancias nocivas, los subproductos se excretan hacia la bilis o la sangre. Los subproductos biliares entran en el intestino y finalmente se eliminan del cuerpo en forma de heces. Los subproductos sanguíneos son filtrados por los riñones y se eliminan del cuerpo en forma de orina.

Hepatitis A

¿Qué es la hepatitis A?

La hepatitis A (anteriormente conocida como hepatitis infecciosa) es una enfermedad del higado causada por el virus de la hepatitis A. La enfermedad es bastante común.

¿Quién contrae la hepatitis A?

Cualquier persona puede contraer la hepatitis A.

¿Cómo se trasmite el virus?

El virus de la hepatitis A entra a través de la boca, se multiplica en el cuerpo y pasa en las heces (excreta). El virus puede ser tramitido por las manos de una persona infectada y puede ser trasmitido por el contacto directo, ó consumiendo alimento ó bebida que han sido manipulados por el individuo infectado. En algunos casos, puede ser trasmitido por el contacto sexual ó consumiendo el agua ó crustáceos contaminados por las aguas residuales sin procesar.

¿Cuál son los síntomas de la hepatitis A?

Los síntomas de la hepatitis A pueden incluir cansancio, falta de apetito, fiebre y náusea. La orina puede obscurecer, y luego ictericia (amarillamiento de la piel y la parte blanca de los ojos) puede aparecer. La enfermedad es raramente fatal y la mayoría de la gente se recupera en algunas semanas sin complicaciones. Los infantes y niños pequeños tienden a tener síntomas leves y son menos probables de desarrollar ictericia que los adolecentes y adultos. No todos los que se infectan tendrán síntomas.

¿Qué tan pronto después de la contaminación aparecen los síntomas?

Los síntomas pueden aparecer dos a seis semanas después de exponerse, pero generalmente en el plazo de cuatro semanas.

¿Cuanto tiempo puede una persona infectada trasmitir el virus?

El período contagioso comienza cerca de dos semanas antes de que aparecen los síntomas. La mayoría de gente probablemente no es contagiosa después de una semana de aparecer la ictericia. No hay etapa de portador.

¿El haber padecido la infección de hepatitis A hace inmune a una persona?

Un individuo que ha padecido y se ha recuperado de la hepatitis A es inmune para toda la vida y no continúa llevando el virus.

¿Cuál es el tratamiento para la hepatitis A?

No hay medicinas especiales ni antibióticos que se pueden utilizar para tratar a la persona una vez que los síntomas aparecen. Generalmente, el reposo en cama es todo lo necesario para que las personas se recuperen de la hepatitis A.

¿Cómo puede prevenirse la hepatitis A?

La única manera más eficaz de prevenir la trasmisión es el lavarse cuidadosamente las manos después de usar el sanitario ó de cambiar pañales y antes de comer ó de preparar alimentos. También, la gente infectada no debe manipular alimentos durante el período contagioso. Los miembros ú otras personas de la casa en contacto directo con una persona infectada deben llamar al doctor ó al departamento de salud para determinar si necesitan obtener la vacuna de globulina inmune (IG) que reduce al mínimo las posibilidades de enfermarse. La IG es administrada a personas que viajan al extranjero para protegerlas contra la hepatitis A por seis semanas. Discuta el uso potencial de la nueva vacuna contra la hepatitis A con su doctor. Evite comer langosta de mar, camarones, cangrejos y otros crustáceos tomados de las aguas potencialmente contaminadas sin procesar.

HEPATITIS B

¿Qué es la hepatitis B?

La hepatitis B (anteriormente conocida como hepatitis del suero) es una enfermedad del higado causada por el virus de la hepatitis B. La enfermedad es bastante común.

¿Quién contrae la hepatitis B?

Cualquier persona puede contraer la hepatitis B, pero las personas en mayor riesgo incluyen:

· drogadictos que comparten agujas; ciertos trabajadores del servicio médico que tienen contacto con sangre infectada;

· personas que tienen sexo sin protección con múltiples parejas;

· gente que viven en instituciones tales como centros de problemas del desarrollo;

· pacientes de hemodialisis;

· ciertos contactos en la casa de una persona infectada.

¿Cómo se trasmite el virus?

El virus de la hepatitis B se encuentra en la sangre y, con menor frecuencia, en la saliva, el semen y otras secreciones ó fluídos corporales de una persona infectada. Es trasmitido por el contacto directo con los fluídos corporales infectados, generalmente por agujas ó el contacto sexual. El virus de la hepatitis B no es trasmitido por el contacto ocasional.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis B?

Los síntomas de la hepatitis B incluyen cansancio, perdida de apetito, fiebre, vómito y de vez en cuando, dolor de las articulaciones, urticaría ó ronchas. La orina puede llegar a obscurecerse, y entonces la ictericia (amarillamiento de la piel y la parte blanca de los ojos) puede aparecer. Algunos individuos pueden experimentar pocos ó ningún síntoma.

¿Qué tan pronto aparecen los síntomas?

Los síntomas pueden aparecer de 1½ a seis meses después del contagio, pero generalmente en plazo de tres meses.

¿Cuanto tiempo puede una persona trasmitir el virus?

El virus puede encontrarse en la sangre y otros fluídos corporales varias semanas antes de que aparezcan los síntomas y persistir generalmente por varios meses despues. Aproximadamente 6 a 10 por ciento de los adultos infectados son portadores del virus a largo plazo; este porcentaje es mucho más alto (70-90%) para los niños infectados a temprana edad.

¿Cuál es el tratamiento para la hepatitis B?

No existe ningun medicamento ó antibiótico para tratar a una persona una vez que aparezcan los síntomas. Generalmente, reposo en cama es todo lo necesario para los casos no complicados.

¿Qué precauciones deben tomar los portadores de la hepatitis B?

Los portadores de la hepatitis B deben seguir buenas prácticas higiénicas para asegurarse de no contaminar directamente con su sangre ú otros fluídos corporales a las personas con las que tengan contacto directo. Los portadores no deben compartir maquinas de afeitar, cepillos de dientes ó ningún otro objeto que pueda contaminarse con sangre ú otras secreciones. Además, los miembros de la casa que sean susceptibles, deben ser inmunizados con la vacuna contra la hepatitis B. Es importante que los portadores informen a su dentista y médico sobre su estado de portador de Hepatitis B.

¿Cómo puede prevenirse la hepatitis B?

Se dispone por varios años de una vacuna para prevenir la hepatitis B. La vacuna es segura y eficaz. Se da a todos los bebés cuando nacen y también se recomienda para la gente en condiciones de riesgo elevado que aún no se han infectado. También está disponible una vacuna de globulina inmune de la hepatitis B para la gente que se ha expuesto al virus. Puede ayudar a prevenir la enfermedad si se da en el plazo de dos semanas despues de la exposición. En el caso de exponerse a la hepatitis B, consulte un doctor ó al departamento de salud local.

Hepatitis C

¿Qué es la hepatitis C?

La hepatitis C es una infección del hígado producida por el virus de la hepatitis C. Hay cuatro tipos de hepatitis viral en los Estados Unidos: hepatitis A (anteriormente llamada hepatitis infecciosa), hepatitis B (anteriormente llamada hepatitis del suero), hepatitis C (anteriormente conocida como hepatitis no-A no-B) y hepatitis D (hepatitis delta). La hepatitis E, otro tipo de hepatitis, se encuentra en otras areas y países tales como Asia, África y México.

¿Quién contrae la hepatitis C?

Cualquier persona puede contraer la hepatitis C, pero los que tienen riesgo más alto son las personas que han recibido transfusión de sangre, quienes utilizan drogas intravenosas, están en diálisis, ó tienen contacto frecuente con sangre (tal como trabajadores del servicio médico).

¿Cómo se trasmite el virus?

El virus de la hepatitis C es trasmitido por el contacto con sangre de una persona infectada. Aunque no se entiende totalmente, los investigadores creen que el virus puede también ser transmitido de madre al niño dentro del vientre y durante la actividad sexual.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis C?

La mayoría de personas infectadas con la hepatitis C no muestra síntomas de la enfermedad. Para los que demuestran tener la enfermedad, los síntomas incluyen la pérdida de apetito, dolor de estómago, náusea y vomito. La ictericia (amarillamiento de la piel ó de la parte blanca de los ojos) no ocurre con la hepatitis C como con la hepatitis B. Más del 60% de individuos con hepatitis C se convierten comúnmente en portadores crónicos (a largo plazo) del virus. Estos portadores pueden no demostrar ningun síntoma.

¿Qué tan pronto después del contagio aparecen los síntomas?

Los síntomas pueden ocurrir dos semanas a seis meses después del contagio pero generalmente en el plazo de dos meses.

¿Cuanto tiempo puede una persona infectada trasmitir el virus?

Las personas infectadas pueden trasmitir el virus comenzando una ó más semanas antes del inicio de los síntomas y a través del curso de la enfermedad. Los portadores crónicos del virus de la hepatitis C pueden trasmitir el virus a otros por años.

¿Cuál es el tratamiento para la hepatitis C?

No hay medicamentos ó antibióticos específicos que se pueden utilizar para tratar a personas con la hepatitis C.

¿Cómo se diagnostica la hepatitis C?

La hepatitis C es diagnosticada examinando la sangre para los anticuerpos a la hepatitis C en los que tengan síntomas y pruebas anormales de la función hepática sugestivos de hepatitis. Otros virus y productos químicos que causan hepatitis deben ser eliminados. Algunas personas saldrán positivas para el virus de la hepatitis C sin demostrar síntomas. Estas personas sin embargo, pueden trasmitir la enfermedad.

¿Cómo puede prevenirse la trasmisión de la hepatitis C?

Las personas con hepatitis C deben estar enteradas que su sangre y posiblemente otros fluídos corporales pueden llevar el virus y deben tener cuidado de no exponer a otros compartiendo agujas, maquinas de afeitar ó cepillos de dientes. Las personas infectadas no pueden donar sangre porque regularmente llevan el virus por años. Las agujas hipodermicas (de jeringas), de tatuaje y de acupuntura no deben ser reutilizadas. Las personas que pueden exponerse a la sangre en su trabajo deben utilizar guantes desechables otros objetos de protección personal.