Son muchos los mitos que a día de hoy seguimos manteniendo sin una evidencia científica.

1) MITO: Para aliviar el dolor de espalda se aconseja el reposo absoluto

REALIDAD: El reposo, especialmente si dura mas de 4 días, conlleva pérdida de fuerza y aumenta la dificultad para rehabilitar al paciente. Las recomendaciones basadas en la evidencia científica confirman este dato

2) MITO: El tratamiento de la hepatitis conlleva realizar un reposo absoluto

REALIDAD: En los primeros momentos de la enfermedad hay que practicar un reposo relativo, para inmediatamente después incorporarse a la actividad normal.

3) MITO: Cortar el pelo con frecuencia hace que éste crezca con más fuerza

REALIDAD: El pelo, al igual que el resto de los órganos y tejidos, sufre un proceso de envejecimiento y un aumento de la caída. El ciclo biológico del pelo nos indica como al nacer disponemos de una dotación de 100.000 a 150.000 folículos pilosos y se estima que cualquier persona sufre la caída de 100 a 150 pelos diarios.
Las fases del pelo son Anagen; periodo en donde el pelo crece y lo hace aproximadamente durante 3 años. Catagen: es la fase de reposo que dura de 2 a 3 semanas. Teloge: es la fase de desprendimiento que concluye con la caída del cabello y se prolonga durante 2 a 3 meses.

4) MITO: Los productos lácteos forma piedras en el riñón.

REALIDAD: Estudios publicados en las mas prestigiosas revistas científicas como el New England of Medicine demuestran como la ingesta de calcio, aparte de no favorecer la presencia de piedras en el riñón, pueden incluso ser beneficiosa para disminuir el riesgo de cólicos nefríticos , ya que si reducimos la ingesta de calcio aumenta la absorción intestinal de oxalatos que son una pieza fundamental en el padecimiento de la enfermedad

5) MITO: El fósforo es bueno para la memoria.

REALIDAD